Únete ahora a nuestra lista de correos!

Mantente informado de las novedades del sector renovable y recibe contenido exclusivo. Nunca recibirás spam y siempre te puedes desuscribir con un botón si no quedas satisfecho.

No hemos podido validar tu suscripción.
¡Te has suscrito con éxito!

Peak Shaving

Peak Shaving

¿Qué es el Peak Shaving?

El Peak Shaving es una estrategia de gestión de la demanda eléctrica que consiste en reducir el consumo de energía durante las horas de mayor demanda, también conocidas como horas punta. Esta estrategia tiene como objetivo reducir los costes de la electricidad para los consumidores, ya que el precio de la energía en esas horas es más elevado.

Incluso con el Peak Shaving, podemos reducir el término de potencia contratado, lo cual reduce considerablemente el coste en industrias con alto consumo. El Peak Shaving se puede aplicar a cualquier tipo de consumidor, desde hogares individuales hasta grandes empresas.

Las técnicas más comunes para reducir el consumo de energía durante las horas punta son las siguientes; más adelante, las explicaremos mejor:

  • Retrasar el consumo de energía
  • Reducir el consumo de energía
  • Almacenar energía

¿Cómo aplicar el Peak Shaving?

La aplicación del Peak Shaving depende del tipo de consumidor y de las técnicas que se quieran utilizar. En general, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Análisis de la demanda: El primer paso es analizar la demanda de energía del consumidor para identificar los momentos de mayor consumo. Este análisis se puede realizar a partir de los datos de consumo históricos o mediante el uso de herramientas de gestión de la demanda.
  2. Elección de las técnicas: Una vez identificados los momentos de mayor consumo, se deben elegir las técnicas que se van a utilizar para reducir el consumo durante esas horas.
  3. Implementación de las técnicas: Una vez elegidas las técnicas, se deben implementar para reducir el consumo durante las horas punta. En algunos casos, puede ser necesario realizar inversiones en equipos o sistemas de gestión de la demanda.

Técnicas de Peak Shaving

La elección de las técnicas de Peak Shaving más adecuadas depende de una serie de factores, como el tipo de consumidor, los costes de las técnicas y los objetivos que se quieran alcanzar. Las técnicas de Peak Shaving se pueden clasificar en dos categorías principales:

Técnicas de reducción de la demanda

Estas técnicas tienen como objetivo reducir el consumo de energía durante las horas punta. Las técnicas más comunes son las siguientes:

  • Retraso del consumo: Se trata de retrasar el consumo de energía que se puede realizar en cualquier momento del día, como lavar la ropa, cocinar o encender los electrodomésticos.
  • Reducción del consumo: Se trata de reducir el consumo de energía que no se puede retrasar, como el consumo de aire acondicionado o calefacción.

Técnicas de almacenamiento de energía

Estas técnicas tienen como objetivo almacenamiento de energía durante las horas de menor demanda para utilizarla durante las horas punta. Las técnicas más comunes son las siguientes:

  • Almacenamiento de energía térmica: Se trata de almacenar energía térmica, como agua caliente o vapor, para utilizarla posteriormente para calefacción o refrigeración.
  • Almacenamiento de energía eléctrica: Se trata de almacenar energía eléctrica, como en baterías o supercondensadores, para utilizarla posteriormente para alimentar equipos o dispositivos.

A continuación, se presentan algunos ejemplos de técnicas de Peak Shaving más específicas:

Peak Shaving en consumidores domésticos

  • Programar el lavado de la ropa, el cocinado o el uso de electrodomésticos para las horas de menor demanda.
  • Ajustar la temperatura del aire acondicionado o calefacción durante las horas punta.
  • Instalar paneles solares con baterías para almacenar la energía generada durante el día y utilizarla por la noche.

Peak Shaving en consumidores industriales

  • Programar los procesos productivos para que se realicen durante las horas de menor demanda.
  • Apagar las luces o bajar el termostato de la refrigeración durante las horas punta.
  • Instalar baterías para almacenar la energía generada por una planta de energía renovable.

Peak Shaving en redes eléctricas

  • Instalar baterías en las centrales eléctricas para almacenar la energía generada por las plantas de energía renovable.
  • Ofrecer incentivos a los consumidores para que reduzcan su consumo durante las horas punta.

Peak Shaving y Almacenamiento en BESS

El Peak Shaving con almacenamiento en BESS es una técnica de gestión de la demanda que consiste en reducir los picos de consumo de energía en las redes eléctricas almacenando energía en sistemas de almacenamiento de energía eléctrica (ESS) con baterías (BESS).

Esta técnica se basa en el principio de que la energía generada por las fuentes renovables, como la energía solar o energía eólica, suele producirse en momentos de baja demanda, mientras que la demanda de energía suele ser mayor en las horas punta.

Por lo tanto, el Peak Shaving desde el punto de vista de una planta de generación renovable consiste en cargar las baterías en horas de máxima producción, ya sea porque es más rentable económicamente o porque no hay suficiente consumo en ese determinado momento. De esta forma, se puede descargar la energía en momentos más rentables (los de mayor demanda eléctrica) o cuando el recurso renovable ya no esté disponible.

En el caso de un consumidor particular, si dispone de una instalación de autoconsumo, podrá realizar la misma técnica comentada anteriormente. Sin embargo, habría casos de consumidores industriales electrointensivos en los que saldría rentable cargar las baterías en momentos de energía barata y utilizarla cuando la energía está más cara. Esto tendría sentido si el consumidor paga un precio indexado a mercado, obviamente.

Beneficios de aplicar Peak Shaving

La aplicación del Peak Shaving puede ofrecer una serie de beneficios, entre los que se incluyen:

  • Reducción de los costes de la electricidad: El Peak Shaving puede ayudar a los consumidores a reducir sus costes de la electricidad, ya que puede reducirse el término de potencia y cargarse la batería en horas de precio bajo y utilizarla cuando el mercado está más elevado.
  • Mejora de la eficiencia energética: El Peak Shaving puede ayudar a mejorar la eficiencia energética, ya que aplana el perfil de producción, evitando grandes potencias en horas de máxima demanda. Además, facilita la integración renovable, la cual es más eficiente que la basada en combustibles fósiles.

Fuentes

Elum Energy

Procetradi

Bepebblex

Vetiv

Últimas entradas sobre Transición Energética

Deja un comentario