Únete ahora a nuestra lista de correos!

Mantente informado de las novedades del sector renovable y recibe contenido exclusivo. Nunca recibirás spam y siempre te puedes desuscribir con un botón si no quedas satisfecho.

No hemos podido validar tu suscripción.
¡Te has suscrito con éxito!

Consumo coche eléctrico

Consumo de un coche eléctrico

¿Cuánto consume un coche eléctrico?

Si estás interesado en adquirir un coche eléctrico, es natural que te preguntes cuánta energía consume y cómo eso afectará tu bolsillo. En este artículo, te proporcionaremos información detallada sobre el consumo de los vehículos eléctricos, así como consejos útiles para calcularlo y compararlo con otras opciones.

Además, más abajo tendrás una calculadora con la que podrás calcular la autonomía de tu coche eléctrico en función del consumo que hagas y el tipo de batería que tenga el coche. Hay que recalcar que no todos los coches eléctricos funcionan con batería (BEV), ya que tenemos otras soluciones eléctricas como las pilas de combustible de hidrógeno (FCEV). No obstante, dado que la gran mayoría de coches eléctricos actualmente son BEV nos vamos a centrar en ellos en este post.

El kilovatio hora como unidad de medida

El consumo de un coche eléctrico se mide en kilovatios hora (kWh). Lo primero que hay que tener en cuenta que el consumo real puede variar según varios factores, como el modelo del coche, el estilo de conducción, las condiciones de la carretera y la temperatura ambiente. Sin embargo, vamos a ver una estimación general del consumo promedio de un coche eléctrico.

En promedio, un coche eléctrico consume alrededor de 15 a 30 kWh por cada 100 kilómetros recorridos. Esto puede variar dependiendo del tamaño del coche, la eficiencia energética, la velocidad y otros factores mencionados anteriormente.

Esto significa que si la batería de nuestro coche eléctrico es de 60 kWh y nuestro coche eléctrico consume 15 kWh a los 100 km podremos hacer 400 km llevando la batería desde 100% hasta el 0%.

Por hacer un símil con lo que estamos acostumbrados los kWh de la batería de un coche eléctrico sería el equivalente a los litros que tiene el depósito de un coche de combustión y el consumo en kWh a los 100 km es igual al consumo de litros a los 100 de los coches de combustión.

El buen uso de la batería

Es importante destacar que en los coches eléctricos no es aconsejable cargar la batería al 100% y hacer consumos de hasta el 0%, por lo que en condiciones ideales se evitará hacer tantos kilómetros como los que marca la autonomía homologada.

Para mantener al máximo la vida útil de la batería lo más interesante es mantenerse siempre entre el 20% y el 80% de carga. En caso de sobrepasar esta recomendación, siempre será más interesante bajar del 20% de batería que cargarlo demasiado.

Ejemplos de consumo y autonomía de un coche eléctrico

La mejor forma de comparar los distintos consumos de los coches eléctricos es centrarse en la homologación WLTP. Esta homologación nos aporta valores en las mismas condiciones de testeo.

Obviamente, como pasa en los vehículos de combustión, estos valores son en unas condiciones muy concretas y lo normal es que el consumo real sea mayor. Vamos los valores de consumo homologado WLTP de los coches eléctricos más vendidos, junto con su autonomía en función de la batería escogida (en caso de tener varias opciones):

Modelo Coche EléctricoBatería (kWh)Consumo WLTP (kWh /100 km)Autonomía WLTP (km)
Tesla Model 3 Long Range7514,4568
FIAT 500 eléctrico37,314320
Tesla Model Y Long Range78,117,2435
Kia e-Niro6416,8385
Citroën ë-C446,316,5280
Hyundai IONIQ 5 Long Range 2WD72,619430
KIA EV6 Long Range 2WD77,444,3384
Hyundai Kona Eléctrico6423,7484
Mercedes EQA 350 4Matic66,517,5432
MINI Cooper SE32.615,2234
Dacia Spring27.413,9230
Peugeot e-20085016,1320
Cupra Born58.216,5340
Volkswagen ID.47717,6480
Volkswagen ID.358.215,9352
Volkswagen ID.57717,5490

¿Cuánto cuesta recargar un coche eléctrico?

En cuanto al costo de la electricidad, el consumo de un coche eléctrico puede ser más económico en comparación con los coches de combustión interna. En muchos países, el precio de la electricidad por kWh es inferior al costo equivalente de la gasolina o el diésel por litro.

Dependerá en gran medida de la forma en la que carguemos el coche y a la velocidad a la que lo hagamos. No será lo mismo tener un cargador en casa a baja potencia para cargarlo durante toda la noche que ir a un supercargador y querer cargarlo en 10 minutos.

Por ejemplo, si tenemos un Tesla Model 3 con una batería de 75 kWh y lo cargamos a baja potencia por la noche, asumiendo un coste entorno a 0,10€/kWh nos saldría a 7,5€ cargar el coche de 0 al 100%.

Sumando a esto los impuestos, el término de potencia, etc podríamos asumir un coste total de 12€ tirando por lo alto. Considerando que con esa carga podemos hacer fácilmente 500 km nos sale un coste de 2,5€ a los 100 km. Sin duda un coste mucho más competitivo que los coches de combustión.

En cambio, si vamos a cargar el coche a un supercargador nos puede salir el repostaje a 0,8 €/kWh, lo cual nos llevaría a un coste de repostar la batería completa de 60 euros. Hay que decir que las marcas cuentan con descuentos en sus supercargadores y no suele ser tan caro.

No obstante, con el coche eléctrico debemos cambiar la mentalidad del repostaje de los coches convencionales. El que disponga de un garaje tiene mucho ganado y el que no tiene varias opciones para repostar por un precio competitivo. Por ejemplo, puedes tener una instalación fotovoltaica y cargar el coche en tu garaje a mediodía.

Cómo calcular la autonomía de un coche eléctrico

Cómo calcular el de precio cargar un coche eléctrico

¿Cuándo consume más un coche eléctrico?

El consumo de energía es una preocupación importante al considerar la adquisición de un coche eléctrico. Afortunadamente, existen diversas formas de optimizar el consumo y maximizar la autonomía de tu vehículo. A continuación, te proporcionamos información clave y consejos útiles para que puedas disfrutar al máximo de tu coche eléctrico.

La cantidad exacta de energía consumida varía según varios factores, como el modelo del coche, las condiciones de conducción y el estilo personal de conducción. Vamos a ver algunos de esos factores:

  1. Velocidad de conducción: A mayor velocidad, mayor será el consumo de energía de tu coche eléctrico.
  2. Estilo de conducción: Una conducción agresiva, con aceleraciones y frenadas bruscas, aumentará el consumo de energía.
  3. Condiciones climáticas: Conducir en climas fríos o usar la calefacción durante el trayecto puede incrementar el consumo de energía de tu coche eléctrico.
  4. Terreno: Conducir cuesta arriba o en terrenos accidentados requerirá más energía para propulsar el vehículo.
  5. Estado de la batería: La capacidad y salud de la batería también pueden influir en el consumo energético. A medida que la batería envejece, puede perder parte de su capacidad y requerir más energía para la misma distancia recorrida.

Ahora que hemos visto los factores principales que afectan al consumo de un coche eléctrico, vamos a ver algunos consejos que pueden seguirse para mantener el consumo a ralla.

Consejos para optimizar el consumo de tu coche eléctrico

  1. Conduce de manera eficiente: Mantén una velocidad constante y evita aceleraciones y frenadas bruscas. Conducir de manera suave y anticipándote al tráfico contribuirá a un menor consumo de energía.
  2. Aprovecha la regeneración de energía: Al decelerar o frenar, algunos coches eléctricos tienen la capacidad de regenerar energía cinética y convertirla en electricidad para recargar la batería. Aprende a aprovechar esta función para mejorar la autonomía.
  3. Planifica tus rutas: Antes de salir, planifica tus rutas para evitar terrenos empinados o congestionamientos de tráfico que puedan aumentar el consumo de energía.
  4. Acondiciona la temperatura antes de conducir: Si te enfrentas a climas fríos, precalienta el coche mientras está conectado a la red eléctrica. Esto te permitirá utilizar la energía de la red en lugar de la energía de la batería para calentar el habitáculo, lo que ayudará a preservar la autonomía de tu coche eléctrico.
  5. Controla la carga de la batería: Mantén tu batería cargada dentro de los niveles recomendados. Evita dejarla completamente descargada o sobrecargarla, ya que esto puede afectar su eficiencia y capacidad a largo plazo.
  6. Utiliza herramientas de gestión de energía: Algunos coches eléctricos cuentan con funciones de gestión de energía que te permiten programar la carga para aprovechar las tarifas eléctricas más bajas. Aprovecha estas herramientas para reducir los costos de carga.
  7. Mantén tu coche eléctrico en buen estado: Realiza un mantenimiento regular de tu coche eléctrico, incluyendo la verificación de neumáticos inflados adecuadamente y el uso de lubricantes recomendados. Un coche en buen estado tendrá un mejor rendimiento energético.

Consumo coche eléctrico vs diésel

Al elegir entre un coche eléctrico y uno diésel, es crucial considerar el consumo de energía. A continuación, analizaremos brevemente cómo se comparan estos dos tipos de vehículos en términos de consumo.

En cuanto al coche eléctrico, su consumo se mide en kilovatios hora (kWh) por cada 100 kilómetros recorridos. De media, un coche eléctrico puede consumir entre 15 y 30 kWh por cada 100 km, dependiendo del modelo y otros factores.

En contraste, los coches diésel utilizan combustible diésel y su consumo se mide en litros por cada 100 kilómetros recorridos (L/100 km). Los coches diésel más eficientes pueden tener un consumo de alrededor de 4 a 6 L/100 km, mientras que los menos eficientes pueden superar los 10 L/100 km.

Esto, en términos energéticos, supone un consumo de energía de entre 40 y 100 kWh a los 100 km. Por lo tanto, puede observarse que los coches eléctricos tienen ventajas en términos de eficiencia energética. Los de combustión pierden gran parte de la energía en forma de calor.

Además, el precio de la electricidad suele ser más bajo que el del diésel, lo que significa costos de funcionamiento más económicos a largo plazo. También contribuyen a la sostenibilidad ambiental al no emitir gases de escape nocivos.

Sin embargo, los coches diésel se benefician de una infraestructura de repostaje más amplia y suelen tener una mayor autonomía, lo que puede ser ventajoso para viajes largos o cuando no hay fácil acceso a estaciones de carga eléctrica.

Por último, la elección depende de tus necesidades individuales. Si buscas una opción eficiente, sostenible, con costos de funcionamiento más bajos y favorecer la transición energética y la movilidad sostenible, el coche eléctrico es ideal. Pero si requieres una mayor autonomía o una infraestructura de repostaje más extendida, el coche diésel podría ser una opción a considerar.

Últimas entradas sobre Movilidad Sostenible

Deja un comentario